Como grandes expertos en todo tipo de suelos de microcemento en Alicante hemos tenido la inmensa fortuna de ayudar a todos nuestros clientes de la forma más profesional, ofreciéndoles el servicio más eficaz junto con un asesoramiento completo y personalizado. Por eso nos gustaría aprovechar el siguiente post para explicarte en qué consiste esta alternativa y cuáles son sus principales ventajas.

El suelo de microcemento continuo es una clase de pavimento que no posee ningún tipo de junta. Esta es su principal característica diferenciadora. Además, los modelos actuales ofrecen una amplia variedad de colorido así como acabados distintos, principalmente mate o brillo, o rugoso o liso.

Gracias a nuestra experiencia en suelos de microcemento en Alicante podemos contarte que debido a su apariencia única es muy habitual su uso en todo tipo de grandes superficies, así como fábricas o almacenes. Sin embargo, su elevando componente estético está provocando que cada vez se utilice más en interiores domésticos.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de esta clase de pavimentos? La más importante es sin duda que se trata de una opción autonivelante, por lo que podrá ser instalado en suelos antiguos o en los que su nivel de deterioro es grande sin necesidad de llevar a cabo tareas previas para nivelar la zona. Por lo tanto, resulta la opción perfecta para aquellas reformas en las que no se desea retirar el material existente.

Los suelos de microcemento poseen un espesor muy pequeño, apenas de 2 milímetros, sin embargo ofrecen una gran resistencia a la abrasión, a la aparición de grietas o al deterioro. Además, desde Jávea Microciment no podíamos olvidarnos que las tareas de limpieza de esta clase de pavimentos es realmente sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *